Portada, Prensa|

Entrevista originalmente publicada en La Tercera

“Lo primero que tenemos que garantizar es la educación como un derecho social cuya garantía sea la educación pública, que debe ser el pilar mayoritario en todos sus niveles”, apunta la estudiante de Derecho y candidata por el distrito 10.

“Cuidar este proceso y también velar para que sea participativo, transparente y público”, esa es parte de la respuesta de la estudiante de Derecho, Emilia Schneider, sobre la responsabilidad que tendrán los candidatos elegidos el próximo 15 y 16 de mayo que redactarán la nueva Constitución.

La bisnieta del excomandante en jefe del ejército, René Schneider, fue la primera presidenta transgénero de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile y también, en el 2018, fue vocera de la coordinadora feminista 8M. Actualmente busca representar al distrito 10 (Santiago-Ñuñoa) como militante de Comunes en la lista Apruebo Dignidad.

¿Qué perspectiva debería tener esta nueva Constitución?

La primera perspectiva que debe tener es que viene de la crisis social y para hacer un proceso que permita hacernos cargo de la crisis política, social e institucional que estamos viviendo no hay que perder eso de vista, las luchas centrales y tampoco podemos discutir sin los actores que han sido protagonistas de esas demandas. Además, tiene que tener una perspectiva feminista y desde las disidencias sexuales, venimos a cuestionar la estructura del poder y a democratizarlo. Por último la participación, sin esoel proceso no se va a hacer cargo de la raíz original que es el malestar social por una política que no escucha a la ciudadanía.

A propósito del día del trabajador, ¿se deberían consagrar derechos laborales en la Constitución?

Sí, lo primero hoy día es reconocer como trabajo el trabajo reproductivo y de cuidados, establecer que a igual trabajo igual salario, terminar con la brecha de género, garantizar el derecho a la huelga y a la sindicalización y fortalecerlo. También tenemos que reconstruir el sistema de seguridad social, hoy día las y los trabajadores de la sociedad se rascan con su propia uñas y donde la mayor solución son los retiros, todavía no vemos una renta básica universal de emergencia.

Según el estudio Voces Ciudadanas el derecho más importante que debe ser garantizado en la nueva constitución es el derecho a la educación, ¿qué características debería tener?

Lo primero que tenemos que garantizar es la educación como un derecho social cuya garantía sea la educación pública que debe ser el pilar mayoritario en todos sus niveles, es decir, la Constitución tiene que tener en su mandato fortalecer, reconstruir y repensar el rol de la educación pública. Tenemos que volver a pensar en la educación como un bien social y eso implica pensar y asumir que la educación también es la sociedad que queremos construir creo que tenemos que poner pilares en materia de derechos humanos, una educación con perspectiva de género, que valore la diversidad, que valore la democracia, con perspectiva socio ambiental, etc. Entonces que tenga dos dimensiones: derecho social en lo que tiene que ver con su financiamiento y una redacción en torno al proyecto educativo transformador que necesitamos.

A propósito de la pandemia, ¿la nueva Constitución debería incorporar algo explícito sobre la salud mental?

Cuando se establece el derecho a la salud tiene que hablarse del derecho a la salud mental y esto se incluye dentro de la perspectiva que estamos impulsando de un seguro único de salud que fortalezca la salud pública y que sea el lugar donde la mayoría de las personas podamos atendernos. Cuando hablamos del derecho a la salud y dejamos afuera la salud mental, no nos hacemos cargo de una área de nuestras vidas que es muy relevante, no podemos dejarlo de lado.

¿Qué otros derechos fundamentales se deben agregar que se puedan compatibilizar con las demandas ciudadanas?

El derecho a la vivienda, los derechos sexuales y reproductivos, el derecho a la identidad que está recogido en el derecho internacional y que habla de como no se les puede restringir el acceso a derechos, a servicios, a trabajo digno por consideraciones arbitrarias como la identidad de género, la expresión de género, la orientación sexual, etc.

¿Cómo financiarlos?

Es importante democratizar la discusión económica tanto en las instituciones económicas como, por ejemplo, en la discusión respecto al modelo de desarrollo y la matriz productiva. Tenemos que cambiar el rol del Estado, no puede ser un Estado subsidiario. Yo creo en un Estado social democrático derechos y plurinacional pero también más emprendedor e innovador que pueda tener un mayor protagonismo en la economía para regular y sentar las bases para un determinado modelo de desarrollo. Además tenemos que hablar de Justicia tributaria, recuperar los bienes comunes como el agua, la minería y que el Estado no solo recaude más impuestos sino que también pensar cómo estamos aprovechar nuestros recursos de una manera más sustentable.

¿Qué debería pasar con las Fuerzas Armadas, de Orden y Seguridad Pública?

Carabineros en particular debería disolverse y refundarse. Se tiene que establecer en la Constitución que tanto las Fuerzas Armadas como las policías están sujetas al poder civil, no deliberantes como hemos visto en el último tiempo y que su centro debe ser el bien común y los derechos humanos. Además para el nuevo Chile tenemos que tener políticas de verdad, justicia y reparación tanto para lo que quedó pendiente de la dictadura, los gobiernos de transición y la derecha y lo que pasó en la revuelta social.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Close Search Window
Close Bitnami banner
Bitnami